Resaca Mundialista: Fase de grupos, día 4

Esta iniciando la copa del mundo y ya nos ha dado las primeras grandes histórias del mundial, el uso de la tecnología, países que recién inician una participación en un mundial, héroes y villanos, aficiones únicas y sobre todo mucho fútbol y apenas vamos por los primeros juegos de la fase de grupos, se está gestando uno de  los mejores mundiales sin duda.

Serbia 1 – Costa Rica 0

En el partido que alzaba el telón de la jornada 4 del Mundial de Rusia, el seleccionado de Serbia enfrentaba al combinado de Costa Rica que tenía en el estadio de Samara el escenario ideal para la batalla que se vendría ante 41,432 personas que estuvieron presentes.

Embed from Getty Images

Ambos países intentaron meter goles, aunque las defensas rivales y los arqueros impidieron que el resultado sea más abultado. Los serbios tuvieron mayor posesión de gol en partido, aunque la portería de Keylor Navas hacía imposible que entre la pelota. Sus atajadas presagiaban el empate a cero, pero los europeos dieron la sorpresa en el segundo tiempo.

Embed from Getty Images

Una falta de David Guzmán contra Aleksandar Mitrovic les dio la oportunidad al equipo de Mladen Krstajic. Aleksandar Kolarov ejecutó el tiro libre, anotando un golazo a la esquina del arco en el minuto 56. Navas no llegó a atajar el balón. Durante el resto del encuentro, la delantera serbia perdió más chances de gol, a pesar de haber superado al arquero costarricense. Los errores en el ataque europeo impidieron que el resultado cambie.

https://twitter.com/JorgeSaucedoPy/status/1008357026408353793

Serbia se encuentra primero en el grupo E en el Mundial Rusia 2018. En la siguiente fecha enfrentan a Suiza. Costa Rica, por su parte, jugará contra Brasil.

Alineaciones:

Costa Rica: Navas, Acosta, González, Duarte, Calvo, Gamboa, Borges (c), Ruiz, Guzmán, Venegas, Ureña.

Serbia: Stojkovic, Tosic, Ivanovic, Kolarov (c), Milenkovic, Milivojevic, Tadic, Milinkovic-Savic, Matic, Ljajic, Mitrovic.

Alemania 0 – México 1

Alemania, que logró su título en Brasil hace cuatro años, llegaba con varios problemas futbolísticos serios en sus últimos partidos, pero eso no le importo a la escuadra nacional, que se plantó con carácter en el Estadio Luzhniki decidido a hacer historia. Y es que hoy, Juan Carlos Osorio dio cátedra desde el banquillo, presentando un planteamiento basado en fútbol ofensivo y rápido, al toque cuando era necesario y en largo para aprovechar espacios, presionando siempre que no se tenía el balón.

Embed from Getty Images

De inició sorprendió un Su ‘4-2-3-1’ , una formación que parecía pecar de ofensiva y atrevida para enfrentar a un monstruo como es Alemania, pero hoy su idea, la que siempre se había criticado sobre estudiar el rival y sus debilidades, fue ejecutada como nunca.

Embed from Getty Images

La primera parte del juego, fue de ida y vuelta con ambos equipos buscando el gol y metiéndose el pie fuerte cuando era necesario. Pero la diferencia se inclinó hacia el lado físico y la velocidad de los mexicanos, que dejaron en evidencia a la pesada defensa alemana  liderada por Hummels y Boateng. México resistía a las arremetidas alemanas y se desplegaba a velocidad al contraataque, y así fue precisamente que encontraron su recompensa al minuto 35’.

Embed from Getty Images

En una enorme jugada de pared a velocidad entre ‘Chicharito’ Hernández y el ‘Chucky’ Lozano, Javier condujo y cedió para Hirving, quien se quitó a la defensa y sacó un disparo imposible para Manuel Neuer. El 1-0 hizo enloquecer a las gradas del Luzhniki que parecían más el Azteca por la mayoría de nacionales que se dieron cita. Alemania quiso reponder al 37’, cuando de los pies de Toni Kroos, salió un bombazo en el cual Ochoa sacó un manotazo que alcanzo a desviar el balón que terminó reventando el largero. México tuvo para ampliar su ventaja en los pies de Vela, Hernández y Layun,  pero la definición no fue la mejor en cada oportunidad.

La primera mitad terminó y la gesta histórica ya se veía más cercana. Tras el descanso, ‘Die Mannschaft’ salió con otro rimo de intensidad, buscando el empate que los metiera al juego. México declino la intensidad por la inteligencia, buscando ser un bloque compacto en la defensa, que se pudiera desdoblar en una contra buscando hacer daño.

Al minuto 58’, en una de esos contrataques, Chicharito corrió con el balón en ventaja clara de 2 contra 1, pero cedió mal para Carlos Vela quien entraba solo para fusilar a Neuer. Joaquim Löw sacudió el banquillo e ingresar  a Marko Reus por Sami Khedira, este cambió le dio más profundidad a Alemania. Osorio no se quedó atrás y le dio salida a un fundido Carlitos Vela para buscar mayor solidez defensiva con Edson Álvarez.

Embed from Getty Images

A partir de ahí se rompió el medio campo de ambos equipos y se transformó en un ir y venir de México y Alemania. Joaquin Löw se jugó todo ingresando a Mario Gómez y sacando a un defensa, Marvin Plattenhardt. Los minutos finales y el descuento fueron agobiantes para un México ya exhausto, pero que a base de garra y carácter, se mantuvieron imbatibles. Salcedo, Álvarez, Ayala, Gallardo, Ochoa…cada uno apareció cuando fue requerido. No hubo tiempo para más y el triunfo que parecía lejano e imposible, se consumó. Un triunfo que no solo significa 3 puntos importantes para las aspiraciones de México, sino también un triunfo que nos pone a soñar nuevamente y devuelve la fe en una selección que antes de esto, no ilusionaba a nadie.

 

-ALINEACIONES:

ALEMANIA: Neuer; Kimmich, Boateng, Hummels, Plattenhardt (Gomez, min. 79); Khedira (Reus, min. 60), Kroos, Özil; Draxler, Müller y Werner (Brandt, min. 86).

MÉXICO: Ochoa; Salcedo, Ayala, Moreno, Gallardo; Guardado (Rafa Márquez, min. 73), Layún Herrera, Lozano (Raúl Jiménez, min. 66); Vela (Edson Álvarez, min. 58) y Chicharito Hernández.

Brasil 1 – Suiza 1

Por último tuvimos a la siempre favorita Brasil enfrentando a una Suiza que demostró que le puede jugar de tú a tú a cualquiera, incluyendo a un 5 veces campeón del mundo, sin miedo y con mucha personalidad.

Igual que el resto de favoritos en este Mundial, Brasil demostró, que aunque tiene plan de juego definido, no sabe si atacar con todo o nadar y guardar la ropa.

Suiza anduvo mejor, que parecía dispuesta a repetir lo hecho en el Mundial de Sudáfrica. De hecho, el equipo de Vladímir Pétkovic fue el primero en avisar por medio de Dzemaili, que remató por encima del larguero tras un recibir en el corazón del área un buen centro desde la derecha. Aunque Suiza era mejor al inicio del encuentro Brasil reaccionó por conducto de Paulinho que a los once minutos tras una preciosa combinación entre Neymar y Coutinho que la defensa no supo despejar y el jugador del Barcelona estuvo a punto de aprovechar, pero el balón tras su disparo en semifallo salió lamiendo el poste.

Hasta que apareció Coutinho y deshizo el empate a ceros con un golazo marca de la casa,recibió el balón en el borde del área, armó la pierna derecha con una velocidad inusitada y colocó el balón en toda la escuadra izquierda defendida por Sommer, que aunque sabía adonde iba la pelota fue incapaz de alcanzarla (min.20)

https://twitter.com/TD_Deportes/status/1008414568387788800

A partir de entonces los brasileños empujaron hacia adelante, intentando que los centroeuropeos se abrieran para darles la puntilla al contraataque. Pero los helvéticos tenían un plan y se mantuvieron fieles a él como un reloj suizo, incluso cuando iban por debajo en el marcador, aunque les faltó el último pase y las incursiones del hispano-chileno Ricardo Rodríguez, muy controlado toda la noche.

La situación no cambió en la segunda parte y a los pocos minutos los suizos demostraron que no había venido a pasearse a Rusia.

A la salida de un córner Zuber remató de cabeza completamente solo tras empujar ligeramente a su marcador y marcó el gol del empate al 50’.

Los pupilos de Tite adelantaron líneas y fueron a por la victoria con un Marcelo muy adelantado. Coutinho tuvo en sus botas una inmejorable ocasión para desnivelar de nuevo el resultado, pero tras deshacerse de un marcador con un mágico control con el pecho, disparó desviado.Brasil había caído en la desesperación, justo contra lo que había avisado en la víspera su técnico, quien aseguró también que no ganar el primer partido no sería una desgracia. Y por más que intentó ganar el partido, el esfuerzo siempre chocaba contra el muro defensivo suizo, hasta el silbatazo final que decretaba este empate a 1.

Alineaciones:

Brasil: Alisson Becker; Thiago Silva, Miranda, Marcelo, Danilo, Casemiro(Fernandinho 60′), Coutinho, Paulinho (Renato Augusto 67′), Willian, Gabriel Jesús (Firmino 79′)y Neymar Jr.

Suiza: Sommer; Lichtsteiner (Lang 85′), Akanji, Rodríguez, Schär, Xhaka, Behrami (Sakara 70′), Zuber, Dzemaili, Shaquiri y Seferovic (Embolo 80′).

El Gol de la Jornada:

Pues que otro gol, el gol de México, conseguido de una gran jugada entre Hernandez y Guardado que culmina magistralmente Lozano.

https://twitter.com/azteca010/status/1008392521477652480

Jugador de la Jornada:

Por todo lo que significó el gol el MVP de la jornada va para Hirving Lozano

Lo que viene:

Impactos: 24

Comentarios

Enrique Arturo

Arquitecto de profesión. La música es mi vida y el fútbol mi pasión El mundo es como lo decia Mies Van Der Rohe....More Is Less.... ¿O cómo era? Miembro de la mesa directiva de La Taberna Group LTD. y también le hago a que le sé a la música metalera los sábados a las 6pm.