Películas deportivas que ganaron un Óscar

Los premios Óscar volvieron a premiar a una película basada en el deporte durante la última entrega de estos premios 2018. En esta ocasión el premio fue para Allison Janney por su papel secundario como madre de la protagonista en la película Yo, Tonya. Esta película de drama está basada en la historia de la patinadora olímpica Tonya Harding.

Antes que Yo, Tonya, repasamos otras películas con temática deportiva que han sido galardonadas con el premio más grande que existe en el mundo del cine.

The Champ (1931) 

En esta película se cuenta la historia de Andy “The Champ” Purcell, interpretado por Wallace Berry, una ex figura de los pesos pesados caída en una vida de desgracia por su vida llena de vicios y la relación que mantiene con su hijo. Fue ganador en la categoría de guión original y mejor actor.

El orgullo de los Yankees (1942) 

Una película que estuvo nominada a once categorías y que acabó llevandose solo la de Mejor montaje. Protagonizada por Gary Cooper cuenta la historia real Lou Gehrig, jugador de béisbol que llegó a convertirse en ídolo de los Yankees y lo que sucedió después. La última frase es una de las más recordadas desde la existencia del celuloide. Curiosamente se dan cameos como el de Babe Ruth, protagonista de una de las grandes maldiciones deportivas de la historia.  

Fuego de juventud (1944) 

Llamada ‘National Velvet’ en su versión original, toca el asunto de las carreras de caballos. Una joven niña de nombre Velvet Brown (que encarna Elizabeth Taylor) salva del sacrificio a un caballo al que llama ‘Pie’ y lo entrena ayudada por Mi Taylor (Mickey Rooney) para que participe en el prestigioso Grand National. Se valoró el montaje y la actuación como actriz secundaria de Anne Revere.

Somebody up there likes me (1956) 

Otra película inspirada en una persona real. Esta vez basada en la vida del boxeador Rocky Graziano. Ganó el Óscar por mejor fotografía y a la mejor dirección de arte.

The hustler (1961) 

fue un gran éxito de crítica y público, ganando reputación como un clásico moderno. Su exploración de la victoria, la derrota y el carácter humano, consiguió importantes premios. También se atribuye a la película haber ayudado a producir un resurgimiento de la popularidad del juego del billar.  Forma parte del AFI’s 10 Top 10 en la categoría “Películas de deporte”.

PD. De las primeras películas de Tom Cruise.

Rocky (1976) 

La iniciática de una saga legendaria que encumbró a Sylvester Stallone gracias a su interpretación de Rocky Balboa, un tipo de clase baja que se encuentra ante sí con la opción de combatir por el título de los pesos pesados.  Repleta de imágenes icónicas y con una banda sonora que ha sobrevivido a los años, es ya un clásico. 

Ganó tres premios Óscar incluyendo a Mejor película.

El cielo puede esperar (1978) 

Con Warren Beatty ejerciendo como director y actor, solo pudo celebrar el reconocimiento a la ‘mejor dirección artística’ aunque atesoraba nueve candidaturas, la que más junto a ‘El cazador’. El protagonista es Joe Pendleton, un quarterback de los Rams que se prepara para disputar la Superbowl y sufre un accidente. 

Breaking Away (1979) 

El Oscar al mejor guion original del año 1979 fue para esta película en la que la atención recae sobre Dave, un adolescente estadounidense del pueblo de Bloomington (Indiana) loco por el ciclismo que se ‘italianiza’ en sus aspiraciones por poder convertirse en un referente de las dos ruedas. Para ayudarle a cumplir el sueño estarán sus tres amigos Mike, Cyril y Moocher. 

Raging Bull (1980) 

Robert De Niro es uno de los grandes actores de los últimos años. Sin embargo solo una vez recibió el premio como actor principal (su estatuilla por la segunda parte de ‘El Padrino’ es de secundario) y fue gracias a esta película. En ella lleva a la gran pantalla la azarosa vida del boxeador Jake La Motta, en cuya biografía se interesó Scorsese tras verle ejercer de barman en The Hustler’. Además, se llevó también un galardón al mejor montaje. 

Carrozas de fuego (1981) 

Se sabe que una banda sonora es buena cuando trasciende a la película que la acompaña. Y más si, como en este caso, el film es de una gran calidad. Vangelis dejó una obra musical para la posteridad y fue recompensado con una estatuilla, a la que se suman otras tres a la mejor fotografía, el mejor vestuario y el mejor guion original.  Todo merecido en este relato que cuenta la historia de dos atletas británicos, Harold Abraham y Eric Lidell, en los años veinte. 

El color del dinero (1986) 

Paul Newman se marchó del mundo habiendo conseguido solo un Óscar pese a lo enorme de su estela y fue por esta película, la continuación de The Hustler. Interpretando de nuevo a Eddie ‘Relámpago’ Felsonahora a las órdenes de Martin Scorsese, su anatema en el mundo del billar fue en esta ocasión el por entonces prometedor Tom Cruise. El largometraje estaba nominado a tres categorías   

Jerry Maguire (1996) 

No pasará Cuba Gooding Junior a la historia como un actor relevante pero lo cierto es que siempre podrá presumir de un premio de la Academia por el que muchos lucharon durante toda su vida sin éxito. Se lo dieron por su papel de jugador de fútbol americano en esta cinta que cuenta cómo un representante de deportistas con el sello de Tom Cruise se ve obligado a partir de cero. El propio Cruise aspiró al premio en su categoría, pero este recayó en Geoffrey Rush (Shine). 

Million Dollar Baby (2004) 

Junto a Carrozas de Fuego la película de temática deportiva con más Óscars, cuatro. Tres además fueron muy relevantes: El de Clint Eastwood como director (también aspiraba a ser el mejor actor), el de Hilary Swank como actriz y el de Morgan Freeman como secundario. Tuvo que ver en ello el interesante relato de una aspirante a boxeadora que lucha con fiereza por tener una oportunidad. 

The Blind Side (2009) 

Sandra Bullock entró en la lista de honrados de Hollywood como actriz principal en este film que cuenta la historia real de Michael Oheroffensive tackle campeón de un anillo con los Baltimore Ravens y que consiguió cumplir su sueño de llegar a la NFL después de haber sido adoptado por una familia pudiente. 

The fighter (2010) 

Esta cinta será recordada por acaparar todos los premios de los secundarios en el año 2010. Christian Bale y Melissa Leo se los llevaron por hacer de familiares del boxeador Micky Ward, entrenador por el primero y cuya trayectoria estaba gestionada por la segunda. Además, contó con otras cinco nominaciones.

** Mención especial

Dear Basketball 2018 (Cortometraje) 

Dear Basketball es un cortometraje animado de 2017, escrito, protagonizado y narrado por Kobe Bryant. Dirigido por Glen Keane, la banda sonora estuvo a cargo de John Williams. El corto, recibió varios reconocimientos, y fue ganador del premio Óscar al mejor corto de animación en la edición de 2018.

 

 

Comentarios

Danny García

Mi sueño era ser periodista deportivo pero el destino quiso que fuera el mejor programador del mundo. Mis idolos: Kaká, Shevchenko y Miroslav Klose.