New Jersey, uno de los mejores discos en la historia del Hard Rock.

En 1984, una banda de New Jersey comenzaba a tomar notoriedad en la escena musical del Rock: Bon Jovi. Con Jon Bon Jovi como vocalista, Richie Sambora en la guitarra, David Bryan en los teclados, Tico Torres en la batería y John Such en el bajo, la banda saltaba a la escena mundial con su primer disco de estudio “Bon Jovi”. Tras el éxito comercial de este (3.5 millones de copias vendidas), le siguió “7800° Fahrenheit” en 1985 (2.5 millones de copias) y posteriormente en 1986 su mayor éxito comercial hasta la fecha, “Slippery When Wet” (28 millones de copias vendidas).

Despues de aquel lanzamiento y de grandes éxitos hasta ese momento como “Runnaway”, “In and Out of Love”, “You Give Love a Bad Name”, “Livin’ on a Prayer”, “Wanted Dead or Alive”, “Raise Your Hands”, entre otros, la banda ya se había encumbrado mundialmente logrando posicionarse como una de las principales bandas de la escena Hard Rock y Glam Rock. Y menciono su innegable look Glam de aquellos años porque siguiendo el mainstream de la década de los ochenta, en ese entonces Bon Jovi visualmente destacaba por su extravagante vestuario y sus largas melenas bien cuidadas; aunque ellos siempre han querido alejarse de esos calificativos.

Tras su gira “Without End Tour” de casi 2 años, la banda nuevamente entro a estudio para producir su siguiente material discográfico. Producido por Bruce Fairbairn y grabado en los estudios “Little Mountain Sound” en Vancouver, Canadá. New Jersey vió la luz el 19 de septiembre de 1988. Este disco originalmente estaba pensado con el nombre de “Sons of beaches” y pensado como un álbum doble, pero al final se inclinaron por bautizarlo como “New Jersey” y lanzarlo como un disco sencillo. Casi la totalidad del material nació de la cabeza de Richie Sambora y Jon Bon Jovi, quienes fueron los encargados de escribir el disco en casi su totalidad, ocupando ayuda y arreglos ideados por Desmond Child.

Su sonido tiene las características que hacen irreconocible a aquel Bon Jovi de los 80’s: rock melódico y lleno de estribillos hímnicos; una maquetación profesional característica de las grandes súper producciones del rock de aquellos años. Sobre el disco, Jon Bovi comentaría en una entrevista “No le pusimos ‘New Jersey’ por compararlo con Bruce Springsteen, pero fue a raíz de ahí cuando todos empezaron a decir que sonábamos a él, y yo no sabía dónde encontraban el parecido”, esto a raíz de las comparaciones que hicieron de este trabajo y el sonido de Springsteen.

“Nos trajimos a 50 personas al estudio de grabación para que escucharan el material que teníamos. Además, un amigo se llevó una cinta con el material a un campamento de verano.”, continuaría explicando Jon sobre como decidieron armar el disco una vez que tenían el material grabado. El disco tuvo una gran acogida, debutó en la octava posición del Billboard 200 en los Estados Unidos, alcanzando la cima de la lista en su segunda semana por cuatro semanas consecutivas.

Desde su lanzamiento hasta la fecha, “New Jersey” ha sido certificado siete veces platino por la Recording Industry Association of America (RIAA) tras ventas de 7 millones de copias solo en territorio estadounidense. El álbum produjo cinco sencillos top 10 en el Billboard Hot 100, la mayor cantidad hasta la fecha de cualquier álbum de hard rock/heavy metal. De estos los sencillos, encontramos varias canciones que se convirtieron en himnos para sus fanáticos como “Bad Medicine” y “I’ll Be There For You”, ambos alcanzaron la cima de la lista estadounidense; “Born to Be My Baby”, “Lay Your Hands On Me” y “Living in Sin” llegaron a la tercera, séptima y novena posición respectivamente.

Si “Slippery When Wet” se puede considerar como la consagración de Bon Jovi, “New Jersey” se debe considerar como la madurez que la banda alcanzó en la escena musical, bajo un trabajo impecable de composición por parte de Jon y Richie, una dupla que aquellos años estaba lejos de todas esas diferencias creativas y egos que terminaron por separar a ambos en tiempos recientes. No por nada es considerado el mejor trabajo de ambos haciendo dueto creativo, algo que tristemente jamás podrían volver a replicar con la misma intensidad y éxito- Es por eso que también este disco que es conocido, además, por ser el primer y el único álbum de una banda occidental en ser lanzado por una discográfica en la antigua URSS, es también considerado como el último con aquel sonido Hard Rock que era característico de Bon Jovi.

Cabe destacar que el mismo Sambora considera este trabajo como incompleto, “Fue realmente un disco forzado. Hay canciones en él que no hicieron el disco que debió haber sido. Supongo que eso vino por la paranoia que todo el mundo tenía por intentar volver a vender 14 millones de discos. Siempre me apresuraron, sólo tuve una cierta cantidad de espacios para hacer mis solos y la gira ya estaba preparada antes de que el disco se terminase. No era forma de hacer música”, comenta Richie Sambora, guitarrista de la banda.

Y es que se referia específicamente a mucho material que quedo grabado cuando el proyecto estaba pensado como “Sons of Beaches”, pero quedo fuera del corte final. Sin embargo, en una reedición por los 30 años de la banda en 2014, todo ese material fue incluido en una edición de lujo que incluye los demos y varios bonus track son un sonido más agresivo y menos melódico. Aquí destacan grandes canciones como “Love Hurts”, “Judgement Day” o “Full Moon High”.

“New Jersey” no es ni será jamás el mejor dicho del Rock and Roll de la historia, incluso algunos lo considerarían pop (un estigma que la banda ha cargado desde siempre). Pero aquí no hablamos de Pink Floyd haciendo su magia o de los Rollimg Stones cautivando con un sonido que rompió la barrera de unos muy caducos ayeres, hablamos de Bon Jovi, una banda que siempre ha gustado por su optimismo en cada una de sus notas. Es un disco que funcionó bien y supuso una transformación interesante de esta banda ante el inminente detonante del Rock Alternativo y el Grunge, que termino por acabar con la mayoría de aquellas camadas de bandas con melena peinada con mucho spray y maquillaje por toneladas. Es por eso que es y será un disco posicionado como uno de los mejores discos de todos los tiempos de la ya casi extinta escena del Hard Rock.

Comentarios

Miguel Moreno Hernández

Poblano de nacimiento y de corazón, licenciado en comercio internacional por vocación y portero por amor a la posición.