Los once pasos: El fútbol en tiempos de COVID

Para poder definir el impacto que está teniendo y tendrá el tema de la pandemia en el fútbol y otros deportes, es importante que estemos todos en contexto de lo siguiente: estamos viviendo una situación sin precedentes, no sólo para el fútbol sino en general para la sociedad. Ninguna persona de nuestra generación, ni siquiera los más viejos habían pasado por algo así.

Ha pasado un poco más de tres meses desde que la pandemia de COVID se hizo presente en nuestro país, con el primer caso de fallecimiento confirmado que se presentó el 18 de marzo. Ha partir de ahí, nuestro planeta ha pasado por altas y bajas en diferentes aspectos de nuestra vida cotidiana. Esto se ha vivido en la mayoría de los países y como era de esperarse, ha terminado afectando al fútbol y a otros deportes.

Durante el mes de febrero y marzo, países europeos como Italia y España, tenían una alza exponencial de casos y muertes por este nuevo coronavirus, sin embargo, las competencias futbolísticas locales y continentales, seguían en pie. Poco a poco se hizo insostenible la situación y se tuvieron que tomar medidas: Champions League, Serie A, La Liga y por último la Premier League fueron cancelando indefinidamente las competiciones. Difícil pero necesaria decisión, que como hemos podido apreciar ha afectado económicamente a todos los involucrados en el deporte (como ha pasado en todos los ámbitos).

Durante estos poco más de 90 días, han pasado muchas cosas, desde contagios confirmados en algunos futbolistas, directivos y staff involucrado en los equipos, hasta negociaciones por rebajas temporales o definitivas en sueldos. Afortunadamente para muchos, que no hemos podido acostumbrarnos a vivir sin este pasatiempo, poco a poco van regresando a competir las ligas y torneos más importantes del mundo, pero no podemos decir que todo ha vuelto a la normalidad y difícilmente podamos decirlo en el corto plazo.

¿A dónde me dirijo con esto? El fútbol está regresando con nuevas dinámicas, nuevas condiciones y adaptándose como negocio y espectáculo a una situación como decíamos “sin precedentes”. Esto principalmente ha afectado a los jugadores, a los equipos, a los organizadores de los torneos, a los dueños del negocio, a todas las personas que directa o indirectamente viven del fútbol, pero también está afectando o impactando en la forma que los aficionados lo consumimos.

De entrada, todas las competiciones se estarán jugando sin aficionados en la tribuna. Este es el cambio que más impacto ha generado, ya que este deporte no se concibe en esencia sin la naturalidad de los espectadores en vivo en un estadio. Tanto es así, que siempre se busca equilibrar con un partido de local y otra de visita las competiciones ya que implica cierta ventaja para el local contar con el apoyo de su público. Se ha visto reflejado claramente por ejemplo, con el regreso de la liga alemana (que fue la primera en regresar) donde el porcentaje de victorias de los locales cayó drásticamente desde el 42% hasta el 16.6%.

También ha afectado con el desfase entre año futbolístico y periodo de fichajes, donde podemos ver por ejemplo a Nolito, que recién fichó en la semana por el Celta en la Liga española. En la penúltima jornada, estuvo en la banca (jornada 28) para enfrentar al Levante enfundado en la playera del Sevilla y en esta jornada (30), ha jugado por el Celta e incluso metido gol el día de ayer. Insólito, ¿no?

También hemos visto casos curiosos como la Liga colocando espectadores de manera artificial en las transmisiones, el Real Madrid jugando de local en el Alfredo Di Stefano o los muy criticados sonidos de aficionados que se reproducen en ciertos momentos en específico de los partidos hasta llegar incluso a sorprendernos con la facilidad que podemos escuchar las conversaciones entre los jugadores en alemania, lo cuál le ha dado un sabor diferente.

Por último, me gustaría mencionar que en términos comerciales, indudablemente estará siendo impactado el deporte de alguna manera, que de momento no hemos podido visualizar significativamente, sin embargo, podemos darnos una idea con ejemplos como el de Icardi, el cuál fue comprado al Inter por el PSG con un precio de 50 MDE, es decir, casi 30% menos de los 70 MDE que se habían fijado en la cláusula de opción de compra que acordaron ambos equipos en la cesión por un año.

En nuestro país, estaremos viendo tentativamente el regreso del futbol el día 24 de julio, sin embargo, se vislumbra un panorama más complicado ya que México, a diferencia de los países europeos mencionados anteriormente, está todavía inmiscuido en los puntos más altos de contagios y muertes diarias por COVID por lo que habrá que esperar que dicha fecha ratificada y darnos cuenta como se dará el regreso.

 

Impactos: 84

Comentarios

Adrian Aguado Espinosa

Mercadólogo, futbolista frustrado. En una relación con la comida callejera. Orgullosamente formo parte de latabernaonline.com