Futbol InternacionalLos Once PasosSecciones

La Tragicomedia de Memo Ochoa.

Hablar de Guillermo Ochoa es hablar tristemente de polémica y de la barata. Las discusiones desde su debut en aquel lejano 15 de febrero del 2004, han sido constantes en cada charla de café entre todos aquellos que somos “técnicos frustrados: Que si ‘Memo’ no tiene la calidad para ser el portero titular de la selección, que si no tiene la calidad para estar en Europa, que si no sabe salir por arriba, que si emigró al fútbol europeo por Televisa, que si solo se preocupa por mantener sus rizos impecablemente arreglados…como dijimos, simple polémica barata.

Y no me mal entiendan, creo que no debería quedar alguna duda sobre la capacidad de Guillermo Ochoa, pues esta ha quedado demostrada a lo largo de su carrera. Y es que la serie de infortunios que han perseguido a ‘Paco Memo’, le añaden a su esfuerzo y dedicación por superarse en formar una carrera destacable, un toque de tragicomedia al más puro estilo griego. Por una o por otra razón, el universo ha conspirado en su contra para evitar que alcance la cima del fútbol; su agente, un periodista, un atraso de su pasaporte comunitario por fallas en el sistema y hasta carne contaminada, han sido los ridículos “peros” para negarle a Ochoa el poder alcanzar nuevos horizontes que le hagan justicia en el fútbol. Lo que paso recientemente con el Napoli es otra mas a la lista, en donde su lugar ya es ocupado por alguien muy inferior en nivel y por causas ajenas a Ochoa.

No importa que desde muy joven se haya convertido en una figura dentro de uno de los clubes más importantes de México, no importa que salve a una broma de equipo del descenso en 2 temporadas convirtiéndose en la máxima figura del mismo, no importa que se convierta en uno de los arqueros más atajadores del viejo continente, o que haya sido nombrado por la IFFHS como el mejor portero mexicano del siglo XXI, tampoco importa que haya jugado 2 mundiales con soberbias actuaciones…No importa todo lo que haga para cerrar bocas y poner su nombre en los reflectores, parecería que el destino tiene como “hobby” macabro, impedirle a Ochoa a toda costa el poder culminar sus metas.

O al menos muchos podrían creer eso. Quizás un Ajaccio, Granada o Standard de Lieja puedan sonar más humildes que un Fullham, PSG o Napoli, quizás muchos podrían creer que Ochoa debe hacer un esfuerzo sobrehumano para levantarse todas las mañanas e intentar no caer en la depresión al saber que sus equipos aspiran solo a no ser goleados, o que Ochoa no logrará hacer nada trascendental en equipos “tan malos”. Pueden poner y decir los peros que gusten, pero el único hecho es que estamos ante el único portero mexicano, que ha buscado romper fronteras, que ha salido del área de confort y que ha conquistado sus sueños, quizás hablamos del futuro mejor portero en la historia del fútbol de México. Y ‘Memo’ debe estar orgulloso de eso.

Quizás el fútbol no le pueda hacer justicia, quizás nunca pueda llegar a un grande de Europa y quizás la afición seguirá dudando de enorme capacidad y talento, sin darle el reconocimiento que se merece; pero no lo necesita, pues lo que ha logrado y ha conseguido no es poca cosa y pasará a la historia de nuestro fútbol. Ojalá podamos ver a otros porteros mexicanos atreverse a buscar una oportunidad y aguantar valientes y estoicos en espera de su momento, lo mas difícil que era allanar un camino y poner el nombre de México en el mapa ya lo hizo Ochoa.

Comentarios

Poblano de nacimiento y de corazón, licenciado en comercio internacional por vocación y portero por amor a la posición.

FOLLOW @ INSTAGRAM