Las HistoricasSecciones

Diez cracks que nunca jugaron una Copa del Mundo

Por azares del destino y el infortunio hubo jugadores que nunca jugaron un Mundial.

 

Embed from Getty Images

Alfredo Di Stéfano. Argentino de nacimiento y español por nacionalización. Cuando jugaba para la selección española, la selección argenta decidió no participar en el mundial Brasil 1950 y Suiza 1954 por tener serias diferencias con la confederación brasileña. Luego, nacionalizado español pero España no calificó para Suecia 1958. Para acabarla de amolar, una lesión le impidió jugar en Chile 1962. Una gran lástima para uno de los mejores de la historia.

Embed from Getty Images

George Best. Norirlandés. Pues como es de esperarse, ese es el motivo. Jugó del 64 al 77. Irlanda del Norte no logró calificar durante esas épocas. Después a los 36 años no fue requerido para España 1982 porque su nivel ya no era el mejor.

Embed from Getty Images

George Weah. De Liberia. Otra obviedad. Jugador del Milan y consagrado Balón de Oro. A pesar de su gran esfuerzo en su selección, donde anotó 22 goles en 60 partidos, no pudo llevarla a ninguno de los tres mundiales que intentó.

Embed from Getty Images

Ryan Giggs. Este crack del Manchester tuvo la fortuna según él, la desgracia para los degustadores de futbol, de nacer galés. Gales sólo ha disputado un mundial y fue en Suecia 1958, época pasada para Giggs que jugó 101 partidos en su selección entre 1990 y 2007.

Embed from Getty Images

Eric Cantona. Una verdadera lástima lo del francés. Francia no clasificó a los mundiales de Italia 1990 y EUA 1994. Pudo ser seleccionado en 1998 pero se peleó con el entrenador.

Embed from Getty Images

Bernd Schuster. El arrepentido. Schuster se lesionó y no pudo participar en España 1982, luego por temas personales problemáticos decidió no volver a participar en su selección, con la cual sólo participó en la Eurocopa de 1980. En el retiro, aseguró que se arrepentía de dicha decisión. Una lástima.

 

Laszlo Kubala. El húngaro, ídolo del FC Barcelona a mediados de siglo. Tuvo una carrera difícil. Húngaro de nacimiento, checoslovaco porque sus padres eran de Eslovaquia, y Español por naturalización. Jugó en las tres selecciones. Pero muy joven decidió salir del polo soviético y eso le valió ser acusado de estafador por la federación húngara y la FIFA lo suspendió un año. Este tipo de circunstancias evitaron que jugara alguna vez una Copa del Mundo. Viajó por medio planeta primero como jugador y después como entrenador.

Embed from Getty Images

Jari Litmanen. El máximo jugador del futbol finlandés. Finlandia no pudo calificar al Mundial a pesar de que Jari lo intentó en 6 ocasiones. Marcó 30 goles en 124 partidos con su selección.

Embed from Getty Images

Dejan Petkovic. Serbio de nacimiento, pero vivió en la época de Yugoslavia. Llegó a jugar 6 partidos para la selección yugoslava entre 1995 y 1999, pero se llevaba pésimo con el entrenador, Slobodan Santrac, por lo que no fue a Francia 1998. Jugó casi toda su carrera en Brasil, y aunque lo pensó nunca se nacionalizó brasileño. Nunca jugó para Serbia.

Alex. El brasileño era de los mejores en 2002, pero Felipao no quiso llevarlo a Corea-Japón. El jugador confesó que vio el Mundial borracho porque le decepcionaba no estar en el equipo campeón.

 

Comentarios

Escritor, traductor e historiador. ¡El Peluca sabeee!

FOLLOW @ INSTAGRAM