El Barcelona rescata el empate ante el Hércules en Copa del Rey.

En el partido de ida de dieciseisavos de final de la Copa del Rey, el Barcelona alcanzó a rescatar el empate frente al Hércules, en un partido en donde terminaron empatando 1-1 como visitantes. Cabe destacar que con miras al Clásico de España que sostendrán frente al Madrid y que se efectuará el próximo sábado, Luis Enrique mandó un cuadro alternativo con 11 suplente y canteranos al campo.

El Barcelona se hizo con la pelota, paseándola por el campo pero sin ser brillantes al frente. Paco Alcácer empezó más dinámico que de costumbre, pero se fue diluyendo, Rafinha anduvo impreciso, Arda lento, Denis se vio sin carácter y Umtiti con un par de despistes serios atrás. El Hércules planteó un partido muy conservador, buscando mantener el cero en su portería y tratar de aprovechar una jugada a balón parado o un contragolpe. Pero la primera mitad terminó, sin que ambos equipos pudieran abrir el marcador.

Al minuto 51’, llegó el primer gol del juego, cuando la defensa del Barcelona, no fue capaz de despejar un centro, el arquero tampoco salió y David Mainz, apareció para aprovechar el regalo y empujó el balón con el estómago para abrir el marcador. Pero no le duró mucho la alegría a los locales, pues al minuto 57’, el canterano blaugrana, Carles Aleña, se encargó de empatar los cartones con un zurdazo desde fuera del área, que midió mal el arquero y el balón entró en la esquina inferior izquierda, un debut de ensueño para Aleña.

Al minuto 75, André Gomes se perdió la más clara del juego para darle la vuelta al marcador, cuando tras un cobro de tiro libre, el portugués apareció solo frente al arquero pero su remate de cabeza le salió directo a las manos del mismo. No hubo tiempo para más, y el Barcelona se tuvo que conformar con un empate ante un rival, que se mostró solido en la defensa. El partido de vuelta se disputará el miércoles 21 de diciembre a las 15:00 horas en el Camp Nou de Barcelona.

Impactos: 0

Comentarios

Miguel Moreno Hernández

Poblano de nacimiento y de corazón, licenciado en comercio internacional por vocación y portero por amor a la posición.