Así se siente caminar por La Boca

Al medio día recibí el mensaje del gran Paul, quien ya estaba listo para tomar el tren para conocer un poquito más la ciudad. Lo encontré en la estación y abordamos; cuarenta minutos se pasan rápidamente cuando mucho se habla. El plan era el mismo, ir a caminito, un cajellón tradicional de Buenos Aires ubicado en el colorido brarrio bravo de La Boca, que cuenta con un exquisito valor cultural. Grandes canciones se han hecho en su nombre, canciones que suenan por ahí mientras las parejas bailan el tradicional tango.

Tomamos el 64 sin saber en que lugar bajarnos; un argentino con pinta de brasileiro nos enseñó el lugar, y una amable mujer nos dijo por donde caminar. Ya se sentía el ambiente diferente y sabíamos que ya cerca estábamos. Bajamos por ahí y rápidamente nos encontramos al Diego, el D10S que nos ofreció una fotografía que estuvimos a punto de tomar sin saber que nos solicitaba $100 a cambio; mejor decidimos irnos de paso, no logró convencernos, a pesar de mostrarnos sus fotos con grandes ídolos de Boca como Carlos Tévez y Juan Román Riquelme; grandes personalidades como Joaquín Sabina y también una gran captura con el mismísimo Diego Armando Maradona en su ya lejano programa llamado “La Noche del Diez”.

Caminito resultó ser muy pequeño como ya nos lo habían advertido, pero no habíamos creído. Parece que el estrecho camino terminaba ahí, sin embargo, el lugar guarda esa esencia de barrio que poco a poco deja ver los pequeños rincones con los que cuenta. A lo largo del caminito encontramos varias obras de pintura que se encuentran en exposición; José de Luca, Orlando Stagnaro y Luis Perlotti, los más destacados del lugar. Estos detalles son los que hacen al lugar un centro cultural y turístico al mismo tiempo.

Un lugar vigilado principalmente por Maradona, el Papa Francisco y Mafalda. Casas viejas de madera y muy coloridas son las rodean al Caminito; un estilo tradicional heredado por inmigrantes provenientes de Genoa, Italia y que hasta la actualidad los habitantes del barrio han conservado intactas. Cabe destacar que estas viviendas se encuentran subsidiadas por el gobierno porteño gracias a su gran valor cultural. Los colores brillantes, verde por aquí, amarillo por allá, naranja por detrás y azul por delante; así es Caminito, un barrio que podríamos pensar que se mantiene así solo por su valor turístico, sin embargo, es una realidad que las condiciones para vivir ahí realmente siguen siendo precarias.
“Por Una Cabeza”, del gran Carlitos Gardel sonaba un bandoléon acompañado de guitarras por el lugar mientras una pareja hacía tango real, tango callejero. Al terminar el número aplaudí como todos los demás espectadores. Muchas parejas tangueras fueron las que intentaron convencernos de tomarnos una fotografía con ellos, pero no, la verdad es que no venía tan arreglado para la escena; tener una argentina rosando mis mejillas con sus rojos labios mientras la cargaba entre mis brazos, acompañado de la gran rosa. Fantasía tanguera que se cumplirá en otro momento.
Tengo que confesar que Caminito solo fue un gran pretexto para poder visitar un templo real, un templo histórico del fútbol. A unas cuatro cuadras de Caminito se encuentra la casa del que considero es el club de fútbol más grande, histórico y por lo tanto legendario de América Latina, el Club Atlético Boca Juniors; mi deseo era poder mirar de cerca su casa; el estadio “Alberto José Armando”, mundialmente conocido como “La Bombonera”.
Siendo aficionado del Toluca en México, confesaré que he dejado de sentirme hincha ferviente de un club de fútbol, ahora solo me dedico a apreciar el juego y su actualidad sin dejar de lado el reconocer la grandeza de los históricos equipos y sus grandes hazañas dentro de la alfombra verde; Boca Juniors es un caso.
Boca el más grande, un club que supera a cualquiera en el mundo en cuanto a más partidos disputados en Primera División, en la cuál cuenta con 32 campeonatos. En el ámbito internacional Boca Juniors cuenta con una rica historia; 6 Copas Libertadores de América, 3 Copas Intercontinentales, 2 Copas Sudamericanas, 4 Recopas Sudamericanas y un subcampeonato mundial obtenido frente a un intratable Milán liderado por un joven Kaká en la Copa Mundial de Clubes de la FIFA Japón 2007. Los títulos ya mencionados lo convierten en el club más ganador de títulos oficiales en el mundo, superando a grandes equipos como el Nacional (URU), Al-Ahly (EGY), AC Milán (ITA) y hasta al que muchos afirman es el mejor club de la historia, el Real Madrid CF (ESP).
Esta parte del blog se tornó muy estadística, lo siento la verdad es que me encantan estos temas y podría pasar horas hablando de ellos; recordando partidos memorables y cracks fuera de serie. Tengo que decirles que en Argentina me he sentido muy feliz en cuánto a las pláticas de fútbol se refiere. Aquí cualquier persona no pensará dos veces en tener una plática sobre fútbol contigo, eso si, debes tener conocimiento; los argentinos son muy apasionados para tratar estos temas, y ojo, ni hables de River porque si no te encontrarás en graves problemas. Este equipo es sagrado, y como no va a serlo si fue bendecido por su mismo hijo, el más grande de la historia, Diego Armando Maradona.
Mucho fútbol por hoy, yo diría que demasiado. Ya eran las 17:00 horas y en Baires el sol se oculta apenas a las 18:00. Nos habían dicho que La Boca era un barrio muy lindo pero también demasiado peligroso, por lo cuál decidimos tomar la ruta de vuelta; ¿a dónde? ni sabíamos.
De manera rápida el colectivo nos dejó cerca de Puerto Madero, a lo lejos vi el Centro Cultural Kirchner y decidimos entrar; era gratis. Un estilo arquitectónico de corte histórico por afuera pero un diseño realmente moderno y futurista por dentro; un lugar que le hubiese encantado a mi tío y un lugar que le encantaría visitar a Karlita.
Seis pisos llenos de exposiciones de arte; pintura, artes plásticas, cortes intelectuales, danza y música, todo en un mismo lugar.
En una de las salas nos encontramos con una chica muy simpática que rápidamente se percató de nuestro acento; ¿Son de México no? – Si.
Charlamos con ella un buen rato, su madre era mexicana y su padre argentino, su nombre Dalia. Tenía como objetivo visitar nuestro país el próximo año para intentar quedarse a estudiar en la UNAM, además de conocer Oaxaca y Chiapas. Obtuvimos su número y quedamos de vernos después para que nos mostrara más de Buenos Aires.

Comentarios

Francisco Hernández Cid

Francesco como Totti, Hernández como Xavi... ¿Y Cid? Cid como mi hermano Rodrigo, a la conquista.