Aquí no hay “fruto de la casualidad”

A pocas horas de que el argentino Néstor Pitana dé inicio al duelo que define al nuevo campeón del mundo, hay quienes aseguran que la copa ya es de Francia, es más, la marca deportiva Nike, ha filtrado fotografías de los jerseys conmemorativos que los acreditan como campeones. Sería estúpido negar que “Les Blues” son los favoritos, claro está, sin embargo, Croacia no es cualquier flan y puedo asegurar, que va a ser el equipo más fuerte que Francia enfrentará en este Mundial, solo por debajo de Bélgica.

Aquí no hay fruto de la casualidad, Croacia consiguió su boleto a la final de manera justa, es un equipo de primera línea, y que quede claro de una vez por todas, la tanda de penalties no es un volado; hay que saber cobrarlos. No obstante, los croatas llegan al partido con una considerable desventaja, si tomamos en cuenta los tiempos extra ante Dinamarca, Rusia e Inglaterra, Croacia tendría un partido más de desgaste ¿pero qué hay de este equipo? ¿en verdad son unos gitanos del fútbol? ¿están por mera casualidad como casi todos dicen? La respuesta es NO.

La Selección Nacional de Croacia se afilió a la FIFA y a la UEFA recién en 1991, cuando se proclamó como una nación independiente, por lo tanto, sus apariciones en competencias oficiales son pocas; apenas cinco participaciones en Copas del Mundo y cinco Copas de Europa. En su corta historia futbolística, Croacia ha sabido ser protagonista de los torneos donde ha participado, muestra de ello, es que en su primera participación internacional, en la Euro de Inglaterra 1996, llegaron a Cuartos de Final, cayendo 1-2 ante una Alemania que a la postre, sería campeona de dicho torneo.

Aplaudidos por el mundo gracias a su actuación en la Euro del 96, los croatas esperaron con paciencia el Mundial de Francia 98, primero al que clasificarían, para firmar lo que sería su mejor participación en Copas del Mundo, hasta Brasil 2014. Con carácter, Croacia tomó venganza ante Alemania y los eliminó del Mundial con un contundente 0-3 en Cuartos de Final, para así llegar llegar a las Semifinales y enfrentar a su hoy rival, la Selección Nacional de Francia. Ante los galos no tuvieron tanta fortuna, y aunque lucharon, un doblete de Liliam Thuram lo dejó fuera.

Dicen que el partido por el tercer lugar no debería jugarse, sin embargo, para los croatas era una gran oportunidad de demostrar que gran parte de los éxitos obtenidos por la antigua Yugoslavia, eran fruto de la calidad futbolística de los jugadores croatas que componían dichas plantillas. Con un killer insostenible como Davor Suker, “los ajedrezados” derrotaron 1-2 a Holanda en el partido de la honra, demostrando una vez a todo el mundo, que eran un equipo nuevo pero de cuidado, un equipo en crecimiento y con calidad de sobra.

Como todo equipo, Croacia ha tenido algunos tropiezos en su historia, han faltado a la Euro de Bélgica y Holanda en el 2000, y a la Copa de Mundo 2010 en Sudáfrica. En la Euro Austria-Suiza del 2008, se quedaron en Fase de grupos, sin embargo, dieron importantes partidos ante Italia y España. Lo mismo sucedió en Brasil 2014, donde fueron acribillados por errores arbitrales en su primer partido ante Brasil, después golearon a Camerún, pero no les alcanzaría para superar la primera fase, ya que serían goleados 1-3 por México en el partido que definía quien jugaría contra Holanda los Octavos de final.

Apenas con 28 años de historia, Croacia está por consolidarse como una potencia futbolística (recordar que Yugoslavia lo fue). Comandados por Modric del Real Madrid, y Rakitic del Barcelona, Croacia cuenta con un medio-campo inigualable, ni que decir de su ataque, donde Mandzukic de la Juventus y Perisic del Internazionale de Milan pondrán a pensar dos veces a Varane y Umtiti. El arquero Subasic (AS Monaco), Lovren (Liverpool), Vrsaljko (Atlético de Madrid) y Kovacic (Real Madrid), son solo algunos de los nombres que complementan una escuadra con jugadores de nivel A y en equipos Top.

El Estadio Luzhnikí de Moscú será el gran escenario para una nueva final del Mundial, una final inédita entre franceses y croatas. Cabe destacar que Francia viene de perder su propia Euro ante Portugal, por lo cual es evidente que querrán ganar a como de lugar este campeonato; Pogba, Griezmann y M’Bappé así lo han manifestado. No obstante, estoy seguro de que son los únicos que no subestiman a este gran equipo Croata.  Y digo los únicos, porque medios, aficionados y no aficionados, pronostican con toda confianza la victoria francesa, colocando así a Croacia, como un equipo mediano que llegó por casualidad a la final, “venciendo equipos pobres como Dinamarca y Rusia”. Yo les digo, aquí no hay “fruto de la casualidad”.

Comentarios

Francisco Hernández Cid

Francesco como Totti, Hernández como Xavi... ¿Y Cid? Cid como mi hermano Rodrigo, a la conquista.